UNITE With Tomorrowland se afianza en Barcelona

Segunda edición, a lo grande

Tras lo que pasó el año pasado, todo el mundo miraba con escepticismo a esta segunda edición. Pese a que todos sabíamos que un error no se comete dos veces, se palpaba ese miedo volver a dar confianza a este evento. Aun así, 20.000 personas acudieron a la cita y sintieron, por unas horas, la magia de Tomorrowland. Además, la organización nos sorprendió con un espectáculo pirotécnico que cualquiera diría, después de lo que pasó el año pasado, que se atreverían a tener material inflamable en el stage.

Las primeras horas del día sirvieron para ir calentando a la gente que poco a poco iba entrando. Albert Neve >< Abel Ramos era la actuación más esperada del panorama de artistas españoles. No defraudaron. Pese al calor que acechaba en ese momento, el dúo consiguió hacer saltar sin parar a la gente que iba llenando el parque de Can Zam poco a poco.

La noche iba cayendo y los DJ’s de más renombre subieron al escenario. Era turno de Yvesv Y, KUNGS y Quintino. Un warmup de lujo para dar entrada a la conexión por satélite con Bélgica. 

Ahora llegaba lo que todos los asistentes esperaban, vivir la magia de Tomorrowland en sus propias carnes. En ese momento, se conectó vía satélite con Bélgica y muchos de los presentes sintieron esa magia que transmite Tomorrowland. Acabó Don Diablo, del que vimos sus últimos minutos en el Mainstage, y comenzó Afrojack, como siempre, con sonidos muy explosivos de principio a fin. Tuvo a la gente enganchada a una pantalla la hora completa que duraba su set.

Acto seguido y sin poder descansar, Armin Van Buuren cogió los platos y comenzó a repartir drops durante la hora de su set. Con invitados especiales en el Mainstage como Vini Vici y con ID nuevos como el que nos tienen preparado él, Dimitri Vegas & Like Mike y W&W. Acabó el set con su ya famosos ‘Blah Blah Blah’ con el que todo el mundo enloqueció y con el que la organización nos daba algunas pistas del espectáculo pirotécnico que nos esperaba.

Sin tiempo de poder descansar, llegó el turno de los hermano belgas Dimitri Vegas & Like Mike. Como siempre, un set con mezcla de Bigroom y algo de psytrance con sus nuevas canciones como ‘The House of House‘ y el ya clásico ‘Crowd Control’. Era la última actuación desde Bélgica y la verdad es que nos mantuvieron activos para lo que venia.

Galantis se hicieron cargo de los platos, bueno, de los platos, las baterías, el bombo y todo lo que nos traían preparado para un gran set. Cómo en casi todas las actuaciones de la noche, un bonito recuerdo al fallecido Avicii.

Tras unos largos 10 minutos de espera, dio el salto al stage Steve Aoki, que durante la hora de su set no nos dejó ni un minuto de respiro. Repasó sus grandes éxitos como la banda sonora de ‘Project X’ y su ‘Pursuit of Hapiness’ o nos presentó canciones como ‘Lie To Me’. Tampoco se olvidó de darnos de comer a base de pasteles y su ya tradicional ‘Cake Me’. Tampoco faltó el guiño a ‘La Casa de Papel’ , que se ha vuelto un éxito mires donde mires, y su ‘Bella Ciao’

Tras otros 15 minutos de espera, igual más, dio el salto Steve Angello para presentarnos su ‘Human’. Repasó todo su repertorio y algo de Swedish House Mafia. Además, nos dejo con algo que igual no todo el mundo se dio cuenta. Al acabar su set, sus palabras fueron:

”Steve Angello loves you, Sweden loves you and Swedish House Mafia loves you”

Parece mentira y algunos todavía no lo creemos, pero la vuelta de la Swedish House Mafia, esta más cerca que nunca.

Organización

Debemos destacar la buena organización que mostró Blanco y Negro en UNITE. El año pasado, consiguieron desalojar a 20.000 personas sin ningún herido pese al incendio. Éste año, no tenemos muchas quejas. Poco tiempo de cola a la hora de entrar por los dos controles que había. Una vez dentro, poco tiempo de cola al querer meter dinero en la pulsera, quizá el hecho de que se pudiera recargar de casa ayuda en ese tema. Además en las colas había gente del staff que te venía a avisar si había otro punto de cash con menos cola.

Se agradecía que tanto en la zona de comidas como en los lavabos hubiese gente limpiando ininterrumpidamente. De todas formas, la zona de ‘Food Tracks’ quedaba bastante limpia ya que había papeleras al lado de casi cada mesa.

Tanto para comer como para pedir en la barra, eran bastante rápidos y profesionales. Todo dependía del momento de la noche y barra que escogieses, pero nunca tuvimos que esperar más de 5 minutos.

La única queja que podíamos tener, por poner alguna, es el tiempo de espera entre DJ y DJ y el tiempo de espera al salir ya que, de las 5 entradas que había solo había 1 libre, además había 4 personas de seguridad controlando mochilas y pulseras. No sabemos muy bien el porque vigilaban al salir, sus motivos tendrían.

En definitiva, UNITE With Tomorrowland 2018 nos dejó a todos más que satisfechos. Pese a los problemas del año pasado, creo que Blanco y Negro ha sabido volver a ganarse la confianza de la gente y no dudará en repetir el año que viene.

Otra cosa que nos dejó claro es que, los sets son mejores de 1h y no de 1.30h como acostumbra a pasar en España.

EDM, House, Techno, Trance, Bass… Todo es bueno.

Creador de Allfest